Título: Corazón de Ulises

Autor: Javier Reverte

Editorial: Punto de Lectura, 2000


La civilización occidental nació en aguas del Egeo, en las costas del Peloponeso y en la arena de las playas de lo que hoy es el oeste de Turquía. Quizás sea exagerado e incluso presuntuoso decir que si los judíos tienen recogida en la Torá sus raíces o los musulmanes las tienen en el Corán, en la cultura europea las encontramos en la Ilíada y en la Odisea. Pocos libros no religiosos han influido de tal manera en el devenir de una civilización como la obra de Homero. Aún hoy percibimos su influencia y, lo más importante, su vigencia. Las reflexiones que encontramos en las desventuras de Ulises en su vuelta a Ítaca, tras la victoria griega frente a los troyanos, bien son aplicables a nuestros días. Homero es un autor atemporal, cuya obra es ya parte imborrable de la historia.

La Grecia de hoy dista mucho de aquella sucesión de pequeñas ciudades-estado o polis que marcaron la edad de oro de la filosofía, de la política, de las ciencias puras o de la literatura. Algún que otro vestigio de tiempos pasados queda en pie pero, a diferencia de romanos o egipcios, la grandeza de la cultura helénica ha quedado resguardada entre las hojas de los libros que han sobrevivido al olvido. Javier Reverte busca en su libro Corazón de Ulises* aunar el pasado y el presente de esta región. Para lograrlo se embarca en un viaje (real) que, partiendo desde Ítaca, le lleva a recorrer el Peloponeso, el Egeo y las orillas del Mar Negro, para regresar, una vez atravesado el canal de Corinto, a su punto de partida en Ítaca.

En Corazón de Ulises Javier Reverte entremezcla las vivencias personales de su viaje, anécdotas y personajes incluidos, con el recuerdo de las grandes epopeyas griegas, en las que el principal invitado es Ulises, aunque no se olvida de los Argonautas, de los héroes de las guerras médicas o de Alejandro Magno.

Corazón de Ulises es una obra difícil de catalogar, como sucede con toda la literatura de viajes. No sabemos si estamos ante un libro biográfico, didáctico, histórico, una novela, o una mezcla de todo. Quizás quien mejor sepa definirlo sea Carlos García Gual en el prólogo del libro “El viaje literario permite evocar un fastuoso mundo cultural, pues el viajero deambula por escenarios de la antigua Grecia, y va acompañado por los textos clásicos sobre los mitos y los héroes antiguos, por los ecos de los poemas de Safo, por sentencias de Heráclito, historias de Heródoto, siluetas trágicas, diálogos socráticos y reflexiones platónicas y aristotélicas. Sin olvidarse de los frívolos, festivos, apasionados y estupendos dioses del Olimpo. En el reajuste entre lo visitado y lo recordado, entre la realidad actual y los reflejos de la tradición literaria e histórica, reside gran parte del encanto de su texto”.

Javier Reverte (Madrid, 1944) estudió Filosofía y Periodismo. Fue corresponsal en Londres, París y Lisboa, entre otros destinos. También ha sido guionista de radio y de televisión. Su producción literaria abarca novelas, poemarios y libros de viajes, género en el que ha cosechado más popularidad. Entre sus obras más reconocidas se encuentran: Trilogía de África (compuesta por El sueño de África, Vagabundo en África y Los caminos perdidos de África), El río de la desolación y En mares salvajes. Un viaje al Ártico.

*Publicado por Editorial Punto de Lectura, 2000.

Deja un comentario